El capitalismo ha formulado su tipo ideal con la figura del hombre unidimensional. Conocemos su retrato: iletrado, inculto, codicioso, limitado, sometido a lo que manda la tribu, arrogante, seguro de sí mismo, dócil. Débil con los fuertes, fuerte con los débiles, simple, previsible, fanático de los deportes y los estadios, devoto del dinero y partidario de lo irracional, profeta especializado en banalidades, en ideas pequeñas, tonto, necio, narcisista, egocéntrico, gregario, consumista, consumidor de las mitologías del momento, amoral, sin memoria, racista, cínico, sexista, misógino, conservador, reaccionario, oportunista y con algunos rasgos de la manera de ser que define un fascismo ordinario. Constituye un socio ideal para cumplir su papel en el vasto teatro del mercado nacional, y luego mundial. Este es el sujeto cuyos méritos, valores y talento se alaban actualmente. (Michel Onfray)


viernes, 29 de abril de 2011

M_RX_ C_P _L TR_ SP_S (2011)





Exposat a Amics de les Arts i Joventuts Musicals de Terrassa,
l'any 2011, a A de poemA, una proposta de poesia visual sobre la lletra A.

lunes, 25 de abril de 2011

MARXA CAP AL TRASPÀS (2011)


MARXA CAP AL TRASPÀS

Marxa cap a l’alta vall,
nafrat a l’acabança.

Assaja la calma natal.

La dama blanca
t’abastarà callada.

domingo, 17 de abril de 2011

DIÁLOGOS, MONÓLOGOS Y SOLILOQUIOS DE MONIGOTES: HABLAN LOS HOMÚNCULOS QUE ENCONTRÉ OLVIDADOS EN EL FALSO FONDO DE UN VIEJO BAÚL PARA CRISTOBITAS - 3 (2002)


Prudencio A. Paño se tropieza con un extremista cerril

—Te comprendo perfectamente. Es realmente duro haber combatido tanto tiempo a esas personas implicadas en todo tipo de delitos y terminar sin trabajo, sin familia y en un tris de acabar en la cárcel. Pero lo que no entiendo es cómo vuelves a reincidir...
—¿Cómo?
—Sí, como lo oyes. Puede ser que los propietarios de la empresa en la que trabajabas estuvieran enredados en allanamientos de morada, cohechos, chantajes, desfalcos, prevaricaciones, sobornos, abusos deshonestos, pederastia y tráfico de blancas, pero tú no debías haberte mostrado tan estricto.
—Pero...
—Escúchame, te hablo como a un hijo, no insistas, aprende de esta experiencia. Aún tienes mucha vida por delante. Recuerda mi consejo: tienes que evitar ser tan estricto. Tienes que comprenderlo, hay que mostrarse flexible. Flexible, ¿me entiendes? —dice con voz firme.
—De verdad, no me puedo creer lo que te estoy oyendo decir.
—¡Vale! Allá tú. Estréllate. De momento ya verás lo que te cuesta volver a encontrar otro trabajo en esta ciudad.
—No puedo creer que me estés recriminando mi honestidad...
—Tu intolerancia. ¡Que lo sepas! No quería decírtelo tan crudamente, pero con tu obstinación me vas a obligar a...
—¡Anda y vete a la mierda! —lo interrumpe su interlocutor y se marcha bufando.
—Desde luego... Quien dice las verdades, pierde las amistades.

Y se marcha a su casa moviendo la cabeza como quien no da crédito a lo que se tiene que aguantar cuando uno se trata con extremistas o fanáticos.

Fernando Embozo

—Pero, por favor, ¿no puede hacer nada para solucionar esto? No podemos aguantar más así.
—Debo decirle —replica Fernando Embozo— que su actitud es errática y fundamentada en la cultura de la queja; por tanto, anticuada. Usted es el principal obstáculo para la resolución del problema. Está conduciendo mal los intereses de toda esa gente, llevándolos hacia una confrontación que no corresponde a la realidad y que va a perjudicarlo a usted en primer término. Hágame caso, renuncie a las exigencias, cambie de actitud.
Se reclina en el sillón, respira relajadamente y forma un triángulo con las manos, juntando las yemas de los dedos y extendiendo los pulgares. Su mirada parece dirigirse hacia algo que contempla a través del cuerpo de su interlocutor:
—Debe usted aceptar las reglas de juego. ¿O es que obtiene algún beneficio con este embrollo?
Su mirada es ahora incisiva:
—¿Eh? ¡Conteste!


Primitivo Urbano o la lucha por la vida

—¡Eh, no empujar! ¡Eh, eh, eh, no empujar, coooño! ¡Que me salgo de la foto! ¡Me cago en tu padre! ¡Sácame la mano ‘encima! ¡Suéltame la corbata! ¡Vente p’acá, cabrón, hijoputa, te vas a enterar, me cago en tus muertos! ¡Trepa, que eres un trepa ‘mierda!


Sebastián Cordero

«¡Ay de mí!, ¿por qué no moriría ya en las entrañas de mi madre o, al menos, nada más nacido? La vida sólo me ha dado preocupaciones y dolor. ¿Por ventura no concluirán en breve los duros días de mi lucha? ¡Ay de mí, ay de nosotros, las buenas gentes! No sólo querían desequilibrar nuestro mundo, sino que, cruelmente, esas fieras pretendieron arrebatárnoslo todo.»
Retuerce sus dedos suavemente y luego enlaza con fuerza sus manos, hasta que enrojecen.
«No debo nada a nadie, mi riqueza es fruto de mi esfuerzo. Ese es el estigma de la elite que esta chusma menosprecia. Hemos creado un mundo, en constante crecimiento, dinámico, y esos degenerados, que sólo habían de recoger los frutos de nuestra iniciativa, nos respondieron con envidia y mezquindad.»
Se reclina hacia atrás, da un trago, posa las manos de dedos entrecruzados sobre su vientre. Levanta el rostro hacia el techo, con satisfacción; el cigarro  —inmenso y erecto como la chimenea de una fábrica— humea sobre su rostro.
«Por eso los combato sin tregua, sin misericordia. Aunque hayan caído; aunque sus hijos se revuelquen en el polvo, comiendo gusanos, comida para los gusanos, no se ha aplacado aún mi anhelo de venganza.»
Mientras se inciensa con su habano, piensa en lo dulce que es, aunque sea tan breve, por desgracia, el sabor de su venganza.


Fidel Hormiga

Fidel Hormiga dice:
—Yo no vivo para perder el tiempo.
Y se marcha corriendo porque tiene muchitísima prisa y el tiempo lo está matando.

sábado, 16 de abril de 2011

DIÁLOGOS, MONÓLOGOS Y SOLILOQUIOS DE MONIGOTES: HABLAN LOS HOMÚNCULOS QUE ENCONTRÉ OLVIDADOS EN EL FALSO FONDO DE UN VIEJO BAÚL PARA CRISTOBITAS - 2 (2002)


Palabra y pensamiento de Manuel Duro Sevillano, asesor cultural free lance

Preceden ciento veinte páginas de informe cuya lectura oral podemos saltarnos tranquilamente para catar la número ciento veintiuno, amén de conocer los pensamientos del lector:
—La combinación entre elementos de orden general con otros altamente especializados, la sinergia entre intereses específicos grupales y objetivos supragrupales no siempre es fácil.
«En cuanto pueda, cojo el dinero y cambio de aires»
Prosigue:
—Una propuesta de orden asociativo, basada en la difusión de realidades culturales de ámbito social, puede tornarse una solución aparentemente rentable desde el punto de vista político y cuantitativo, pero, sin duda, será una solución cara, incapaz de autofinanciarse, poco creativa y, probablemente, condenada a desaparecer a medio plazo.—Esta solución permitiría resolver algunos de los conflictos aparentes que tiene planteada la presente política cultural local. Especialmente, dar una respuesta satisfactoria, pero elusiva, a las demandas persistentes por parte de los diferentes sectores asociativos y rebajar la presión que sufre por ello el Patronato Metropolitano de Cultura.
«Aunque, bien pensado, ¿no podría proponerles un reciclaje consultivo periódico?»
Matiza:
«Debería sugerirles un asesoramiento permanente. He enganchado esta buena oportunidad y no puedo dejar de escurrirla a fondo»
A continuación propone:
—Sin programas claros, la presión asociativa no cesa de crecer, pero sus concreciones son reducibles, condensables, reestructurables y, en definitiva, susceptibles de ser filtradas por un proceso de racionalización, a cargo de un equipo de expertos, que comporte obtener cierta rentabilidad...
«En los ruegos y preguntas tengo que introducir el mensaje subliminal de que mi empresa es la gestora más adecuada para conseguir reducir las ayudas hacia las propuestas de la chusma y orientar el presupuesto de la programación cultural hacia el circuito profesional del mundo del espectáculo. ¡Así nos aseguramos también las comisiones de los empresarios!»
Prosiguen ciento veinte páginas más del informe realizado por Manuel Duro Sevillano y Asociados que tranquilamente podemos soslayar.


Celestino Liante telefonea a Fidel Hormiga

—Sí, dígame.
—Hola. ¿Fidel? Soy Celestino.
—Sí, sí, dime.
«¡Cago’nlaputa! Ya me ha enganchado.»
—El otro día me encontré a Pepito Cara Cortés y estuvimos hablando. Le dije que hacía tiempo que...
«Jode’. Me podía haber quedado en la cocina.»
—¿Sí?
«¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda!»
—...no organizamos nada y me comentó que justamente dentro de poco viene a Barcelona el director de un periódico nacionalista de Baltonia muy interesante que defiende...
 «¡Vaya!, de esa pandilla de xenófobos engreídos tenía que ser... ¿No se dará cuenta de qué calaña es esa gente?»
—¿Sí?
—...he pensado que tú, que tienes un cargo en el Ateneo, deberías de ofrecerle la posibilidad de...
Fidel Hormiga deja el auricular del teléfono sobre la mesita y se marcha hacia la cocina. Termina de cortar la lechuga y la echa en un plato hondo. Añade unos tomatitos enteros. Abre una lata de aceitunas rellenas y coloca unas cuantas bordeando las hortalizas. Sal, vinagre, aceite, orégano... A continuación empieza a rebozar unos filetes de lomo. De vez en cuando mira la hora que marca el reloj. Al cabo de un buen rato, con un suspiro, interrumpe su trabajo, se lava las manos y se dirige al recibidor.
—...la defensa de los rasgos étnicos diferenciales contra la uniformización centralista implica que...
—Muy bien, de acuerdo —le interrumpe Fidel—. ¿En qué día has pensado?
—Bueno, entre el 21 y el 24 sería lo más oportuno porque...
—Del mes que viene, ¿no?
—No, no, de este.
—¡Pero si no da tiempo para hacer ningún tipo de propaganda!
—Eso no es problema, tú mismo puedes hacer unos cartelitos fotocopiados y colgarlos por la calle. Quedamos así, ¿no?
—Es que además tengo que consultarlo...
—Ya me dirás qué día os va bien. Le digo que adelante, ¿vale? Bueno, si yu lueguer.
—Es que...
—Ti, ti, ti... Ti, ti, ti... Ti, ti, ti...
«¡La madre que lo parió! ¡La próxima lo envío a tomar...!»

viernes, 15 de abril de 2011

DIÁLOGOS, MONÓLOGOS Y SOLILOQUIOS DE MONIGOTES: HABLAN LOS HOMÚNCULOS QUE ENCONTRÉ OLVIDADOS EN EL FALSO FONDO DE UN VIEJO BAÚL PARA CRISTOBITAS - 1 (2002)


José Cara Cortés se explica

José Cara Cortés dice:
—¡La corrupción es inevitable!
Se pone de puntillas, se sube los pantalones, se acomoda el paquete y me apunta con el dedo:
—Un día te obsequian con una pluma de oro y… ¿qué vas a hacer? Devolverla sería de muy mala educación. Luego van cayendo más cosas, y no vas a decir que sí a unas y a otras que no.
Sí, así van cayendo las migajas de la mesa de los poderosos. Así, hasta conseguir la casita de campo en Matadepera.
Descanse en paz mosén Pepito, descanse en la paz y el silencio de los escaños, que la ademocracia es la más hábil de las tiranías.


Severo Paniaguado

Severo Paniaguado dice:
—Preciso que, en esta ocasión, pese a mi formación científica, voy a hablar como simple espectador, pero eso sí, espectador objetivo y crítico.
Silencio expectante en el patio de butacas.
—Podemos matizar que, efectivamente, algunos aspectos de nuestro presente social pueden y han de ser mejorados, pero en general, pese a las percepciones subjetivas que empañan la visión de quienes podemos diagnosticar como profesionales del negativismo, en general, repito, podemos afirmar rotundamente que nuestro presente es esperanzador, que todo va bien y que en cualquier futuro irá mejor.
Se detiene el tiempo justo para que su público respire aliviado y se sienta en paz. Prosigue hierático:
—Quienes se obstinan en el negativismo imprimen de esa cualidad todas sus acciones y contagian de su dolencia a quienes los rodean. Sin duda, con una terapia adecuada podrían sanar e integrarse en la fuerza de progreso constituida por quienes actuamos bajo las coordenadas del objetivismo y la crítica constructiva.
Concluye:
—Si alguno de ustedes desea formular alguna pregunta o solicitar alguna aclaración…
Se sucede entonces una retahíla de adhesiones y confesiones autocríticas que concluye poco a poco en un corrillo de catecúmenos que luchan entre sí por atraer en exclusiva la atención del maestro.


Justo Delicado

—La comprendo, créame usted que la comprendo, pero no soy yo quien ha creado las reglas del juego. En nuestra empresa, en cualquier empresa, nadie es imprescindible y el puesto de trabajo hay que ganárselo día a día.
A través del auricular se oye la voz de una mujer. Por el tono y el volumen podríamos calificar de persona indignada a su propietaria.
—Sí, sí, de acuerdo, su rendimiento era satisfactorio, no se lo voy a negar, pero usted comprenderá que si podía substituirla por dos jóvenes que cobrarán entre ambas la mitad de su paga y que, además, poseen una formación académica de la cual usted carece, no iba a desperdiciar la oportunidad.
Nuestro ejecutivo vuelve a escuchar las invectivas de su interlocutora y, entre tanto, respira hondo y eleva las cejas cuando no mueve la cabeza de derecha a izquierda con un gesto de santa paciencia.
—La entiendo perfectamente y además, para su información, le diré que conocía perfectamente todos esos factores cuando tomé la decisión de rescindir su vínculo con nuestra empresa. Sabía de su reciente divorcio, de que tiene a su cargo a su madre y a un hijo, así como de la hipoteca que tuvo que suscribir para hacer frente a la compra de una nueva vivienda... todo eso ya lo sabía, pues como gerente estoy obligado a conocer aquellas circunstancias de la vida privada de cualquiera de nuestros trabajadores que puedan afectar a su productividad, pero...
Pese a la lejanía, oímos perfectamente las voces cada vez más airadas de la interlocutora.
—¿Cómo? Eso no se lo permito. ¿Negrero? ¿Explotador? Me duele profundamente su actitud. Debo exigirle que modere su lenguaje o me veré obligado a cortar la comunicación. Posiblemente tiene usted toda la razón cuando afirma que la dejo tirada en el arroyo, pero eso no justifica esos insultos. Póngase en mi situación, es la ley del libre mercado...
Una frase breve restalla a través del auricular y Justo lo cuelga de manera brusca, con un gesto de desagrado en los labios.
—Jamás me habría imaginado tamaña grosería en boca de una persona a la que creía dotada de cierta educación. ¡Y además de un sexismo deleznable! Este mundo está podrido —se dice a sí mismo mientras se afloja un poco el nudo de la corbata.


Maravillas Pujanza habla claro

Maravillas Pujanza dice:
—A partir de esta premisa, la Ciudad del Infoconocimiento® es un proyecto de futuro, una apuesta decidida con liderazgo megapolitano que cuenta con la cooperación privada y se concreta en proyectos como el Plan Estratégico E1, una Nueva Calificación Urbanística para una Nueva Economía o la misma realidad de Metrópolis Dinámica que le aporta contenido.
«Eh, esto… ¿qué podemos contestarle, eh?»

lunes, 11 de abril de 2011

HOLOCAUST UND APOCALYPSE (2010)


«Schliesslich ist es unmoralisch, jeglichen Gewaltakt mit dem Naziregime zu vergleichen» Es gibt viele Personen, die dies verteidigen und glauben und diese haben somit in der Geschichte der Menschheit eine Grenze zwischen vor und nach Auschwitz gezogen. Dies kann man allgemein während der vergangenen vierzig Jahren in Artikeln, Büchern und Vorträgen lesen und hören. Ich frage mich jedoch, war das immer so? Gab es nicht —in Artikeln, Büchern und Vorträgen genau zwischen 1945 und 1970— eine anderes, schmachvolles Ereignis in der Geschichte, das vergleichbar ist mit dem Holocaust?
In der Tat, wenn wir in den Texten und Zeugen zwischen den zwei Daten nachsuchen, so finden wir eine häufige oder sogar noch häufigere Aufzeichnung eines anderen Verbrechens: das Verbrechen von Hiroshima. Von diesem Verbrechen legen unzählige Texte Zeugnis ab, angefangen bei der Poesie von Allen Ginsberg und Vinícius de Moraes , zu den Essais von Bertrand Russell und Dwight Mac Donald, bis zu den Romanen von John Hersey und Kenzaburo Oe. Jedoch ganz besonders ist das Werk des Philosophen Günter Anders zu nennen. Dieser hat jahrelang einen Briefwechsel mit Claude Eatherly unterhalten, dem Piloten, der den letzten Befehl gab, die erste Atombombe abzuwerfen. Diese Tat prägte das Gedächtnis der Menschen in der Zeit des Kalten Krieges, für die die Gefahr eines Atomkrieges als ständiger Schrecken vor Augen stand. Obwohl ich noch ein Kind war; erinnere ich mich genau der Angst, die die Erwachsenen während der Raketenkrise zwischen den Vereinigten Staaten von Amerika und der UDSSR im Jahre 1962 zeigten.

(Paul Warfield Tibbets, Jr.  Er leitete am 6 August 1945
den Abwurf der ersten Atombombe über Hiroshima.)

Was war die Ursache, dass in den siebziger Jahren das Bild von Hiroshima verschwamd und Platz machte für das nun unauslöschbare Bild von Ausschwitz? Einerseits war es das Nachlassen der Spannung zwischen den zwei Grossmächten, das in dem Abkommen von SALT seinen Niederschlag fand indem die Zahl der Atomwaffen beschränkt und der Waffenwettbewerb gezügelt wurde. Andererseits wurde die Erinnerung an Ausschwitz ständig wiederholt als eine Art Verteidigung des Staates Israel, dem grossen Verbündeten der USA nach dem Sechstagekrieg im Jahre 1967 und der darauffolgenden grossen Ablehnung und Antipathie gegenüber Israel: Die Beschuldigung, Antisemit zu sein und der Vergleich mit den Nazis ist heute noch ein Maulkorb mit dem man häufig versucht, denjenigen zum Schweigen zu bringen, der versucht, die Verbrechen der Zionisten anzuzeigen.
Jedoch möchte ich keinen Vergleich zwischen Holocaust und Apokalypse machen, noch will ich im Moment vom Zionismus sprechen. Ich möchte vom Verbrechen sprechen, das in Hiroshima begangen wurde, ein Kriegsverbrechen, das unbestraft begangen wurde und das 200.000 Tote verursachte, fast alle zivile Bevölkerung und eine gleiche Anzahl von Verletzten, von denen viele erbliche genetische Mutationen erlitten.

(Eine verbrannte Opfer der Atombombe auf Hiroshima, 14 Jahre alt!)

Zuerst war es eine Feuerkugel von einer Million Grad, die einen menschlichen Körper in einen verkohlten Schatten auf die Erde drückte. Gleich darauf erfolgte eine Expansivwelle mit Winden von 800 km pro Stunde und einem Hitzegrad von 500 Grad Celsius, und alles, was nicht schon verkohlt war verwandelte sich in einen Ozean weissglühender Kugeln. 80.000 Personen starben im Moment. Einige Minuten später verseuchte ein schwarzer, höchst radioaktiver Regen alles.
Wir sprechen von Unmoralität. Harry S. Truman, Präsident der USA und höchster Verantwortlicher für dieses grösste aller Kriegsverbrechen in der Geschichte, wurde nie zur Verantwortung gezogen und verurteilt.

(Veröffentlicht in Diari de Terrassa, Donnerstag, 31 März 2011. Übersetzt von Marina Fahmüller.)

jueves, 7 de abril de 2011

L’ENSAME (2010)

(Aldo Cardoso, Cochabamba, 2000)

Somos como l’agua. Una pingarata sola nin se la ve. Esnidia penriba’l mofu. Cai sobro’l suelu y desapaez pa les coraes de la Tierra.

Asina somos. Percorremos les solombres. Esboriamos pelos argayos de les roques. Xunimos los nuesos trayeutos. Travesamos les grutes. Axuntámosnos a millones nes vueltes de les fondes cueves.

Asina somos. Avanzamos xuníes nun cuerpo solu. Poderoses y versátiles, biltamos d’esmenu a la lluz agullando nos rabiones y denguna roca nun ye quién pa cola fuerza de nós.

Sicasí, al nuesu pasu remanez el verde nos praos, xurdiendo flores a magüeyu, los árboles de la viesca enllénense de tienres fueyes nueves y nes güertes rescamplen los retueyos de lo que va ser fruta dulcina con zume a esgaya.

Asina somos. Una persona sola pasa desapercibida. Los señores nin se decaten d’ella. Menosprecien la so fuercia. Y la vida’l solitariu esmuz nun silenciu axorizáu. Masque, cuando l’ensame ye’l qu’avanza xuníu, son ellos los que tremen porque se sienten débiles ya espavoriaos.

Asina somos. Xunimos los nuesos trayeutos, somos l’ensame que-yos amedrana. Poro, allampien por aselanos, controlanos ya aisllanos según la so comenencia. Pal beneficiu d’ellos querríen que tuviéremos talo l’agua estancao, nun mundiu trocáu podre ya amalecíu. Pero entós, davezu xurdimos agullando de secute pal llume, con una fuerza descomanada énte la que tán ciertos que son impotentes; les sos muries esbarrumbense y tol so mundiu d’opresión desaniciase hasta los encontos.

Por embargu, cuando queden detrás los díes de la roxura y l’esgonciamientu ya esboriemos d’un xeitu llibre, también llevaremos la fermosura de la primavera a tolos requexos de la Tierra.

Asina somos. Lo mesmo que l’agua. Humilde ya invencible. Daveres poderosa.

(Testu integráu na instalación Los guerreros del agua d’Aldo Cardoso, presentada dientro la esposición coleutiva Aigua, una mostra fotogràfica, Amics de les Arts i Joventuts Musicals, Terrassa, 2011. Torna a l’asturianu d’Helena Trexu Fombella.)

lunes, 4 de abril de 2011

ТОЛПА (2010)


(Fotografía de Aldo Cardoso, Cochabamba, 2000)
 

Мы, как вода. Одинокая капля проскальзывает незамеченной. Она скатывается по мху. Падает на землю и исчезает в ее недрах.

Так же и мы. Проходим сквозь тени. Проскальзываем через трещины скал. Объединяем наши пути. Проходим через гроты. Соединяемся в миллионы на сводах глубоких пещер.

Так же и мы. Объединенные в едином теле мы продвигаемся. Могущественны и переменчивы, ревучи в потоках, мы появляемся внезапно на свет, и никакая скала не может противостоять нашей силе.

И все же, на нашем пути  возрождается зелень на лужайках, прорастает  бесконечное количество цветов; в лесах деревья покрываются новыми нежными листиками; в огородах блистают почки, из которых позже появляются сладкие и сочные плоды.

Так же и мы. Одинокий человек проходит незамеченным. Господа игнорируют его. Они презирают его силу. И жизнь одинокого человека проходит во внушающем страхе молчания. Но на самом то деле страх терпит движущаяся объединенная  между собой толпа, которая чувствует себя слабой и напуганной.

Так же и мы. Наши пути объединены, мы множество, которое запугивает их. Из-за этого им бы  хотелось  сдерживать нас, разделять нас, направлять нас по руслу и изолировать нас согласно их целесообразности. Они бы хотели, чтобы для их благодеяния, мы пребывали как застойные воды, в гниющем  и нездоровом мире. Но тогда, всегда внезапно на свет снова появляемся кричаще мы, со своей подавляющей силой, перед которой, как известно, они остаются бессильны, и их стены рушатся, и весь их мир угнетения разбивается в пух и в прах.

И все же, когда останутся дни гнева и разрушения позади, мы будем свободно продвигаться, неся за собою весну во все уголки Земли.

Так же и мы. Как воды. Смиренна и непобедима. По-настоящему могущественна.

(Текст интегрированный по постановке Воины воды Альдо Кардозы, представленной в контексте коллективной выставки Вода, фотовыставка, Друзья Искусства и Музыкальная Молодежь, Террасса, 2011. Перевод на русский язык Анны Плотниковой. / Texto integrado en la instalación Los guerreros del agua de Aldo Cardoso, presentada en el contexto de la exposición colectiva Aigua, una mostra fotogràfica, Amics de les Arts i Joventuts Musicals, Terrassa, 2011. Traducción al ruso de Anna Plotnikova.)

domingo, 3 de abril de 2011

НАТОВП (2010)


(Fotografía de Aldo Cardoso, Cochabamba, 2000)


Ми, як вода. Самотня крапля прослизає непоміченою. Вона скочується по мох . Падає на землю і зникає в її надрах.

Так само і ми. Проходимо крізь тіні. Прослизаємо через тріщини скель. Об'єднуємо наші шляхи. Проходимо через гроти. Єднаємось в мільйони на склепіннях глибоких печер.

Так само і ми. Об'єднані в єдиному тілі ми просуваємося. Могутні і мінливі, галасливі в потоках, ми з'являємося раптово на світло, і ніяка скеля не може протистояти нашій силі.

І все ж, на нашому шляху відроджується зелень на галявинах, проростає нескінченна кількість квітів; в лісах дерева покриваються новими ніжними листочками; на городах блищать бруньки, з яких пізніше з'являються солодкі і соковиті плоди.

Так само і ми. Самотня людина проходить непоміченою. Пани знехтують нею. Вони зневажають її силу. І життя самотньої людини проходить у вселяючому страху мовчання. Але на справді страх терпить рухається об'єднаний між собою натовп, який відчуває себе слабким і наляканим.

Так само і ми. Наші шляхи об'єднані, ми безліч, яке залякує їх. Через це їм би хотілося стримувати нас, розділяти нас, направляти нас по руслу і ізолювати нас згідно з їх доцільністю. Вони б хотіли, щоб для їх добробуту, ми перебували як застійні води, в гниючому і хворому світі. Але тоді, завжди раптово на світ знову з'являємося галасливо ми, зі своєї переважною силою, перед якою, як відомо, вони залишаються безсилі, і їх стіни руйнуються, і весь їхній світ гноблення розбивається вщент.

Та все ж, коли залишаються дні гніву і руйнування позаду, ми вільно просуваємось, несучи за собою весну в усі куточки Землі.

Так само і ми. Як води. Покірлива і непереможна. По-справжньому могутня.


(Текст інтегрований за постановкою Воїни води Альдо Кардози, представленої в контексті колективної виставки Вода, фотовиставка, Друзі Мистецтва і Музична Молодь, Террасса, 2011. Переклад українською Анни Плотнікової. / Texto integrado en la instalación Los guerreros del agua de Aldo Cardoso, presentada en el contexto de la exposición colectiva Aigua, una mostra fotogràfica, Amics de les Arts i Joventuts Musicals, Terrassa, 2011. Traducción al ucraniano de Anna Plotnikova.)

sábado, 2 de abril de 2011

EL OJO DEL LABERINTO (1980)


Al anochecer, en la penumbra, suelo mirar el brillo de las luces de la calle reflejado en las temblorosas copas de los árboles.

Si cierro los ojos, me adormece la monotonía de los sonidos: la suave danza de la lluvia en el aire, el eco apagado de mis pasos y, más allá, en la lejanía, el prolongado suspiro de un tren que marcha.

Cuando amanece, paseo por las calles de esta ciudad de gentes cuyo idioma deliberadamente ignoro y cuya suerte me es indiferente.

Al anochecer, de vuelta a casa, me adormecen las luces mortecinas y la monotonía de los sonidos, ante la ventana.


(Text publicat a Mostra de poetes terrassencs 1986-1987, Terrassa, 1987, i presentat també a l’exposició «Soledats», Terrassa, 2011, integrat dins l’obra «El ojo del laberinto», realitzada conjuntament amb el fotògraf Jordi Gual.)

viernes, 1 de abril de 2011

A MULTIDÃO (2010)


(Aldo Cardoso, Cochabamba, 2000)


Assim somos. Uma só pessoa passa inadvertida. Os senhores ignoram-na. Desprezam a sua força. E a vida do solitário decorre num silêncio temeroso. Mas quando é a multidão que avança unida, são eles quem treme por sentir-se débes e temerosos.

Somos como a água. Uma só gota passa inadvertida. Desliza sobre o musgo. Cai sobre o solo e desaparece até às entranhas da Terra.

Assim somos. Recorremos as sombras. Deslizamos pelas fendas das rochas. Unimos os nossos trajectos. Atravessamos as grutas. Juntamo-nos a milhões nas abóbadas das profundas cavernas.

Assim somos. Avançamos unidas num corpo. Poderosas e versáteis, surgimos bruscamente à luz rugindo nas enxurradas e nenhuma rocha pode opor-se à nossa força.

E, todavía, ao nosso passo renasce nos prados a verdura e brota com ela uma infinidade de flores, as árvores dos bosques cobrem-se de tenras folhas novas e nas hortas reluzem as gemas do que serão doces e sumarentos frutos.

Assim somos. Unidos os nossos trajectos, somos a multidão que os intimida. Por isso, quereriam conter-nos, dividir-nos, reprimir-nos e isolar-nos segundo a sua conveniência. Quereriam que, para seu benefício, permanecêssemos como as águas paradas, num mundo tornado pútrido e insalubre. Mas então, sempre, surgimos rugindo bruscamente de novo à luz, com uma força arrasadora ante a qual sabem que são impotentes, e derrubam-se as suas muralhas e todo o seu mundo de opressão destrói-se até aos alicerces.

E, no entanto, quando ficam para trás os dias de cólera e a devastação, e deslizamos livremente, também levamos a beleza da primavera a todos os recantos da Terra.

Assim somos. Como a água. Humilde e invencível. Verdadeiramente poderosa.

(Texto integrado na instalação Los guerreros del agua, de Aldo Cardoso, apresentada no contexto da exposição colectiva Aigua, una mostra fotogràfica, Amics de les Arts i Joventuts Musicals, Terrassa, 2011. Tradução ao português de Tiago Romeu.)